Encuesta de percepción del estudiante sobre la satisfacción con los estudios y la práctica docente

Encuesta dirigida estudiantes de los diferentes programas educativos de pregrado de la Universidad de Guadalajara.
 
 
OBJETIVO:
 
Identificar la percepción de los estudiantes del pregrado sobre la calidad de atención que reciben en el programa educativo, y el nivel de orientación y concentración del proceso de aprendizaje en el estudiante.
 
METODOLOGÍA:
 
Se convocó a un grupo de expertos en educación para el diseño de un instrumento que captara la información de los estudiantes planteada en el objetivo. Se diseñó una muestra que asignó máximos y mínimos para cada Centro Universitario y el SUV, el cuestionario se aplicó a los estudiantes de nivel intermedio (de 40 a 70 porciento de créditos cubiertos) a través del Sistema Integral de Información (SIIAU), se obtuvieron  11,285 respuestas, las cuales se validaron y procesaron en la CIEP.
 
RESULTADOS:
 
Los reportes de resultados se elaboraron para cada Centro Universitario y el SUV, además para las principales carreras y áreas de conocimiento, los indicadores desarrollados incluyen la situación y características de los alumnos, donde se destaca el porcentaje de alumnos que estudian y trabajan y la posición económica, la percepción sobre diferentes aspectos académicos, contenido de los cursos, prácticas docentes, empleo de TICs, tutorías, actividades extracurriculares y calificación de la infraestructura y servicios académicos.
En general los principales aspectos críticos identificados son las bajas calificaciones asignadas al desarrollo y contenido de los cursos, a las actividades de aprendizaje solicitadas por profesores, el empleo de TICs, y la trascendencia en la formación integral de las acciones extracurriculares, situaciones que superan muy pocos Centros Universitarios.
 
IMPACTO:
 
Los resultados de este estudio fueron difundidos en los Centros Universitarios y el SUV, la información que contiene permite identificar la problemática académica desde la perspectiva y percepción de los estudiantes, por tanto aporta elementos que contribuyen al diseño de programas orientados a mejorar los procesos académico – administrativos y las prácticas docente y tutorial, que reorienten los procesos de enseñanza hacia el aprendizaje centrado en el estudiante. Por otra parte, estos resultados aportan evidencias significativas que sustentan la necesidad de la reforma o mejora curricular.